Noticia Ampliada

¿Vuelve el Isseta? De la mano del importador Astara, llega el Microlino a España, un microcoche eléctrico

  • Publicado el 18 de Noviembre de 2022
  • |
  • MICROLINO
  • 282

¿Vuelve el Isseta? De la mano del importador Astara, llega el Microlino a España, un microcoche eléctrico

El Microlino es un pequeño vehículo eléctrico que se comercializará en España el año que viene. En nuestro mercado el importador será Astara (Grupo Astara). Con forma de “huevo” recuerda claramente al Iso Isseta, y luego más conocido por su fabricación por BMW, del siglo pasado, concretamente después de la Segunda Guerra Mundial. Los más viejos del lugar lo recordarán perfectamente, así como los aficionados a los automóviles clásicos.

Como en el mencionado Isseta, al Microlino se accede por el frontal, que es a la vez la única puerta para meterse en el interior, aunque en éste, a la vez que se abre esa puerta el volante y la columna de dirección no basculan con la misma como era en el Isseta. Tiene cuatro ruedas, con el eje anterior claramente más estrecho, y capacidad para dos personas en su interior.

Microlino microcoche eléctrico

Se trata de un coche totalmente eléctrico de motor trasero de 17 caballos y 89 Nm de par máximos que tiene una batería cuya autonomía anunciada es de 230 kilómetros. Tiene un maletero que coincide en capacidad con esta misma cifra. Se podrá conducir sin carnet, es decir, a partir de 16 años de edad, y hasta los 17, cuando se instaure el permiso de conducción B1 previsto para 2023. Por lo tanto, en realidad es un cuadriciclo con homologación L7e. Con sus ventajas e inconvenientes, el Microlino está limitado a alcanzar una velocidad máxima de 90 kilómetros por hora. Los tiempos de recarga oficiales hasta el 80% son de hasta cuatro horas máximo a 2,6 kW.

Ofrecerá cuatro acabados, de mayor a menor equipamiento (y precio): Urban desde 14.990 euros, Dolce desde 1.390, Competizione desde 18.590, y Pioneer Series desde 20.990, éste con la particularidad de ser una serie limitada a 999 unidades de fabricación. Está claro que su público objetivo son los jóvenes, pero seguro que también atraerá el interés de personas de más edad por su parecido al Isseta que quieren igualmente movilidad urbana eléctrica con cierto sabor nostálgico.

En el interior se puede observar simplicidad. Además del cuadro digital detrás del volante, todo girará al uso del teléfono móvil del usuario para recurrir a la música, navegación, etc. Algo normal teniendo en cuenta ese teórico grupo objetivo.

FABRICADO EN TURÍN, ITALIA CON LA FACTORÍA YA EN MARCHA

El Microlino se fabrica ya en Italia, concretamente en una factoría situada en Turín, y las primeras unidades no verán la luz hasta 2023. La empresa que fabrica el Microlino se llama Micro Mobility Systems, que presentó esta idea en 2016 pero no fue hasta 2020 cuando dio a conocer el modelo definitivo, después de solventar algunas cuestiones relativas a su homologación.

En el pasado Salón del Automóvil de París se han presentado dos nuevas versiones dirigidas igualmente a compradores jóvenes. Se trata del Microlino Lite y el Microlino Spiaggina Concept. Este último enfocado más bien a lugares de vacaciones como playas, etc. y como vehículo más recreacional, pero manteniendo siempre la impulsión eléctrica.

Microlino microcoche eléctrico

Algunos de sus competidores más directos nos sonarán por nombres como el Renault Twzy, que ya tiene sucesor con el nombre de Mobilize Duo; el Citroën Ami; el D2S de Invicta Electric; el XEV Yoyo, los modelos de Aixam, etc. La movilildiad eléctrica, y la micromovilidad eléctrica de este tipo está en auge en la ciudades.

El Microlino, como todos esos “microcoches” son automóviles de concepción urbana y por tanto son pequeños, siempre más o menos por debajo de las medidas exteriores de un Smart Fortwo (desde 24.721 euros) con 2,695 metros de longitud exterior, para hacernos una idea. Así, el Microlino tiene una longitud de 2,52 metros, con una anchura de 1,47 metros y 1,50 de altura.

EL ISO ISSETA Y SU HUELLA

El origen del diseño y concepción del Microlino se sitúa claramente en el Iso Isseta que hemos mencionado. Éste fue fabricado por Iso después de la Segunda Guerra Mundial y tuvo mucho éxito en Europa en numerosos países.

Microlino microcoche eléctrico

Fue entonces cuando la demanda de vehículos de este tipo de vehículos, que fueran económicos y de poco consumo, empezaron a aparecer por necesidades evidentes. Aunque el diseño del Iso Isetta es italiano, la construcción de este popular modelo se realizó también en numerosos países, como España, Francia, Brasil, Bélgica, Reino Unido y Alemania.

Microlino microcoche eléctrico

Precisamente Alemania lo popularizó un poco más, digamos, y muchos lo conocen directamente como el BMW Isseta. Su forma dio como consecuencia una serie de nombres según los países; algo que pasó con coches como con el Volkswagen Escarabajo o el Citroën DS Tiburón, cuyos nombres no son oficiales sino apodos por su formas. En España, por ejemplo, el Isetta era conocido popularmente como “el huevo”; en Brasil como “pelota de fútbol”); en Alemania el “huevo con ruedas”, etc.



¿Te ha gustado? ¡Compártelo!


Sobre el Autor

Juan Manuel García Rubio

Juan Manuel García Rubio

Periodista del Mundo del Motor

Desde 1989 informando sobre el mundo del motor en todas sus facetas, y apasionado desde que tengo memoria. Siempre aprendiendo y casi siempre sorprendiéndome de la tecnología, de los nuevos modelos, de las nuevas estrategias de los fabricantes, de los diseños...

Energy News

Noticias relacionadas