Noticia Ampliada

5 consejos básicos para comprarte un coche eléctrico, lo esencial si estás pensando en hacerlo

  • Publicado el 19 de Septiembre de 2023
  • |
  • VEHÍCULO ELÉCTRICO
  • 272

5 consejos básicos para comprarte un coche eléctrico, lo esencial si estás pensando en hacerlo

Actualmente, la oferta de coches eléctricos, eléctricos puros, es bastante variada. Menor a los de motores de combustión y/o híbridos, pero el mercado ya ofrece la posibilidad de vehículos de este tipo en todas las marcas y prácticamente, por no decir que en su totalidad, segmentos que van desde los coches pequeños hasta furgonetas, todoterrenos o SUVs. Además, el número de la oferta va en constante crecimiento.

De lo anterior también se deriva que el abanico de precios es amplio y las necesidades, por tanto, igualmente. Así, los hay desde solo dos plazas hasta siete, y de ahí que sea importante tener en cuenta al menos cinco consejos básicos. Te lo adelantamos por si lo estás dudando, al menos en lo esencial...

En el número uno de estos consejos, está que te fijes un presupuesto o una franja con un mínimo y un máximo. Sería lo mismo con cualquier otro tipo de vehículo y propulsión. Es importante porque eso determinará si el vehículo que buscas (un coche de cuatro plazas o un SUV de siete, por ejemplo) están dentro de tu “radio de acción”. El mercado de los eléctricos en nuestro país empieza alrededor de los 20.000 euros, lo que demuestra que un eléctrico puede conseguirse también por lo de un coche con motor de combustión.

5 consejos básicos para comprarte un coche eléctrico, lo esencial si estás pensando en hacerlo

En este sentido, además debemos considerar las ayudas que las Comunidades o el Gobierno tengan en ese momento, y si se pueden acceder a todas las condiciones o al menos parcialmente (por ejemplo entregando el coche de combustión si tenemos uno). Eso podría rebajar mucho el precio a pagar por un coche eléctrico para sumarnos a la movilidad eléctrica y sostenible.

5 consejos básicos para comprarte un coche eléctrico, lo esencial si estás pensando en hacerlo

La segunda consideración o consejo es que te plantees dónde vas a poder cargarlo. Lo ideal para no tener problemas es poder hacerlo en un cargador ubicado en nuestra vivienda. Es lo ideal, primero porque será nuestro y nadie más cargará y con nadie habrá que compartirlo, además de poder usarlo el tiempo que queramos y en el horario que se desee. Así, contratando una tarifa concreta, lo lógico sería cargarlo por las noches al precio más bajo... que suele coincidir siempre con la falta de uso de ese vehículo. Es más, con la red eléctrica normal también pueden cargarse, aunque será mucho más lenta pero también más beneficiosa para la batería al ser recargas lentas. Servirán muchas veces para “incrementar” un poco nuestra autonomía teniendo en cuenta que no hará falta recargar todos los días alargando la vida de la batería.

Si cargamos en casa, también tenemos la opción de elegir el tipo de cargador, bien porque ya lo tiene el coche incluido o bien porque elijamos cuál queremos instalar en función de la potencia que queramos o necesitemos (uno de tipo Wallbox es bastante recomendable como mínimo). Respecto al punto de carga. Mucha gente aprovecha también en el trabajo, pero aquí tenemos que tener en cuenta si la propia empresa nos deja hacerlo, la potencia, etc. Otros aprovechan la gratuidad de algunos cargadores en supermercados, grandes superficies, etc. pero hay que tener en cuenta que hay que contar con que estén libres, que muchos tienen la duración de uso de los cargadores limitados (Mercadona por ejemplo a una hora) y que la potencia de éstos suele ser baja. No obstante, mucha gente aprovecha el tiempo de las compras para hacerlo pero sobre todo para tener un porcentaje de carga extra gratis. Algunos de los planes actuales del Gobierno contemplan ayudas económicas para la instalación de puntos de cargas a particulares.

5 consejos básicos para comprarte un coche eléctrico, lo esencial si estás pensando en hacerlo

Consejo número tres, la autonomía que necesitas. Fíjate que este concepto puede influir considerablemente en el tipo de coche que puedes elegir, el cargador con que deberías contar para no tener problemas de tiempo en las recargas, el precio del vehículo, las ayudas posibles a la compra e, incluso, la comodidad de utilización del propio coche. Es decir, tendrás que cargar más veces cuántos más kilómetros le hagas al día, mientras que si haces menos, no necesitarás estar enchufando el coche todos los días.

5 consejos básicos para comprarte un coche eléctrico, lo esencial si estás pensando en hacerlo

Según diversos estudios de las marcas y otros organismos, la utilización media de un automóvil en ciudad en Europa ronda los 50 kilómetros. Si incluso haces 100 kilómetros al día en ciudad, o entre recorridos interurbanos, prácticamente cualquier coche eléctrico (en realidad todos) de los que se vende actualmente te servirá, pues las autonomías oficiales van desde aproximadamente los 150 kilómetros hasta prácticamente los 600 de modelos premium de algunas marcas. Pensemos por un momento que colectivos como algunos transportistas o taxistas utilizan a diario para su negocio vehículos eléctricos.

Consejo número cuatro, ahorrarás en mantenimiento. Sí, así es, la diferencia de gastos de mantenimiento entre un vehículo de propulsión de motor de combustión y los eléctricos es bastante significativa. En algunos casos, hasta el 60-70 por ciento menos de gastos. Piensa que ahorrarás en aceite de motor (no lleva); frenos (en los eléctricos se usa menos este pedal porque al levantar el pie del acelerador se consigue decelerar con eficiencia regenerando además algo de electricidad que se acumula en la batería); refrigerante ya que tampoco lo necesitan, al menos el normal que todos sabemos; no habrá averías en la caja de cambios porque tampoco tiene, así como en el aceite de la misma... y así muchos otros elementos de los que carece la impulsión eléctrica frente a un motor de combustión.

5 consejos básicos para comprarte un coche eléctrico, lo esencial si estás pensando en hacerlo

Y el quinto consejo, que no es baladí, es el compromiso con el medio ambiente, especialmente con el aire que todos respiramos. Un coche eléctrico no emite CO2 a la atmósfera, ni otros gases o contaminantes derivados de la combustión de sus motores... ya que no hay combustión y por tanto este tipo de contaminación se elimina al 100%. ¡Ah!, además, la etiqueta medioambiental es la CERO Emisiones, por lo que se puede circular por todas las zonas restringidas en la ciudades a los vehículos con motor de combustión, aparcar suele ser gratis y, el impuesto de circulación tampoco tiene cargo, además de otras posibles ventajas fiscales...


¿Te ha gustado? ¡Compártelo!


Sobre el Autor

Juan Manuel García Rubio

Juan Manuel García Rubio

Periodista del Mundo del Motor

Desde 1989 informando sobre el mundo del motor en todas sus facetas, y apasionado desde que tengo memoria. Siempre aprendiendo y casi siempre sorprendiéndome de la tecnología, de los nuevos modelos, de las nuevas estrategias de los fabricantes, de los diseños...

Seligrat